¿Utilizo demasiado el móvil?

Los alumnos de 3º de ESO reflexionan sobre la cantidad de tiempo que pasan delante de su teléfono móvil

Tras unos días trabajando el uso de las redes sociales y nuevas tecnología y después de evaluar los efectos que estas pueden tener en nosotros, los alumnos de 3º de ESO de PMAR han querido contar su experiencia y reflexionar sobre el uso que ellos les dan a sus móviles.

Todos afirman que utilizan su móvil todos los días. Algunos se consideran adictos puesto que no pueden dejar de mirarlo y explican que se sienten indefensos cuando este se queda sin batería. Además, nos dicen que en ocasiones incluso tienen dolores de cabeza que achacan al uso excesivo que le dan a este aparato.

“Yo creo que sí, soy adicto al móvil porque no puedo aguantar más de diez minutos sin mirarlo”

Lucas, 15 años

“Tengo muchos problemas de cabeza por estar tanto con el móvil”

Daniel, 15 años

Hay quien no admite una supuesta nomofobia pero cuenta que sí conoce a alguien que padece una adicción a estos aparatos que nos parecen imprescindibles. Otros explican que este tipo de adicción no es solo cosa de jóvenes sino de toda la sociedad, aunque los primeros sean los más afectados por el hecho de haber crecido usando las nuevas tecnologías.

“Conozco a una persona que tenía una grandísima adicción por el móvil, lo utilizaba horas y horas”

Nacho, 15 años

“Hoy en día un móvil es imprescindible tanto para adultos como para los jóvenes. Sin embargo, nos vemos afectados sobre todo los jóvenes porque nacimos y nos criamos con ellos.”

Denisse, 15 años

Los alumnos preguntados dicen que no pasan menos de 7 horas al día mirando sus pantallas y explican que el uso que le dan a su teléfono depende mucho del día e incluso de su estado de ánimo. Así pues, todos coinciden en que utilizan su móvil para visitar redes sociales, ver vídeos, jugar a juegos o comunicarse con sus amigos y familiares.

“Yo uso el móvil aproximadamente 8 horas al día y lo que hago con él depende de mi estado de ánimo.”

Esteban, 15 años

Por desgracia, solo un pequeño porcentaje de alumnos afirma utilizar este aparato solo si no tiene nada que hacer o si no tiene deberes, exámenes, etc.

“Si tengo cosas que hacer lo uso menos, pero si no tengo que hacer nada lo suelo usar más.”

Ainhoa, 15 años

De una manera u otra, todos han llegado a la conclusión que el uso excesivo del móvil no solo puede provocarte problemas de salud como los dolores de cabeza que comentábamos anteriormente, sino que además pueden ser peligrosos en ciertas ocasiones puesto que te distraen y puedes llegar a tener un accidente, sobre todo cuando caminas por la calle mirando el móvil.  

“En algunos casos llega a poner en peligro la vida del que usa el móvil por no parar en un semáforo en rojo, ya sea en coche o andando.”

Raquel, 15 años

Print Friendly, PDF & Email